jump to navigation

Wolfowitz le sube el sueldo a su novia y la Casa Blanca le defiende 18 mayo, 2007

Posted by marconius in La Tabula.
trackback

Está visto que lo más importante en este mundo es tener buenos y fieles amigos…


El presidente del Banco Mundial, Paul Wolfowitz, más conocido quizás por su anterior carrera política como subsecretario del Ministerio de Defensa de los EEUU, y también por sus muchos años de activismo como apasionado neocon, uno de cuyas consecuencias fue el contarse entre los defensores a ultranza de la invasión de Irak en el 2003, está implicado ahora en un feo asunto de favoritismo, conflicto de intereses e irregularidades cometidas en el desempeño de su cargo.

Las “irregularidades” que salpican a Wolf atañen a su novia, una tal Shaha Riza, quien muy sospechosamente ha gozado de unas espctaculares subidas de sueldo desde que su novio se convirtió en el director del organismo en el que ella trabajaba.

Hasta tal punto le fue a esta mujer reconocido su esfuerzo laboral que, tan sólo unos meses después del nombramiento de Wolfowitz, su sueldo rebasó con creces las normas de la entidad sobre aumentos de sueldo, eso sin contar con que dichas gratificaciones, también muy sospechosamente, le fueron dispuestas directamente por su novio.

Las cifras lo explican así: de los dos aumentos de sueldo que experimentó en tan corto periodo de tiempo, el primero fue de 47.300 dólares, un incremento del 35,5%, y el segundo de 13.590 dólares, un 7,5% más. Las normas del banco sin embargo establecían aumentos del 12% y del 3,7% respectivamente.

Tanto llegó a crecer su salario que en 2007 alcanzó los 193.590 dólares libres de impuestos, más de lo que cobraba la secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice.

Por si fuera poco, Shaha Riza trabajó también para una empresa privada que ofrecía asesoría al Pentágono antes de la guerra de Irak, sin informar de ello al Banco Mundial, tal y como exigen las reglas de la organización. En el Pentágono y alrededores revoloteaba entonces el responsable de sus futuros incrementos de sueldos en el Banco Mundial, el generoso Paul Wolfowitz, atareado entonces con dos tipos de los planen dos tareas a cada cual más loable: conquistar Irak por un lado y conquistar a su chica por otro.

Ahora, un grupo designado por el Banco Mundial para el estudio del caso ha realizado un informe de 53 páginas, que indica que al dictaminar las condiciones específicas del traslado temporal de su pareja, Shaha Ali Riza, como funcionaria del organismo, y dar instrucciones al tiempo al vicepresidente de recursos humanos para que aceptase los términos establecidos, Wolfowitz incurrió en un “conflicto de interés”.

Las revelaciones halladas recientemente podrían sancionar duramente a Wolfowitz, incluso hasta el punto de obligarle a abandonar el cargo que ha desempeñado desde el 2005, tiempo durante el cual, irónicamente, ha intentado destacarse personalmente como un luchador contra la corrupción.

Pero, a pesar de todo esto, la Casa Blanca ha expresado su apoyo incondicional a su camarada y antiguo compañero de parrandas. El portavoz de la Casa Blanca, Tony Snow, no ha perdido ocasión para apoyar al imputado, de quien dice que seguramente llevó mal el asunto del sueldo de su novia (aceptando implícitamente su culpabilidad) algo que, sin embargo, alega que no es razón suficiente para hacerle abandonar su puesto.

Lo cierto es que mientras Wolfowitz intenta escurrir el bulto con ayuda de sus amigos, son otros los que pagan, debido la enorme crisis que está provocando en el Banco Mundial por la presión de muchos de sus países miembros, sobre todo de los países europeos, para que el interfecto sube-sueldos abandone el cargo. Una crisis tal que está poniendo incluso en peligro el servicio de concesión de créditos a países en vías de desarrollo, una de las tareas habituales de la organización, que lleva paralizada desde el inicio del escándalo, con el consiguiente perjuicio para los distintos proyectos que precisaban de estos créditos para funcionar.

Y ahora, el siempre elegante Paul Wolfowitz:

El siempre elegante Paul Wolfowitz versión 2 (más famosa):


Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: