jump to navigation

Y Aznar erre que erre 28 marzo, 2007

Posted by marconius in Personajes.
trackback

Prisionero de la historia, historia viva en sí mismo, y parece que también alguien que todavía hará o está intentando hacer historia, José María Aznar persiste en defender lo indefendible: la guerra de Irak. Y esto a pesar de los pesares, más de relieve que nunca en el cuarto aniversario de la invasión.


Aznar la defiende. Ahora bien, su discurso, que como viene siendo habitual nos llega desde el extranjero (en esta ocasión desde Australia) ha cambiado sensiblemente: primero defendía lo que se estaba haciendo como lo mejor, ahora sin embargo lo defiende como el menor mal de entre todos los males posibles.

“A pesar de las dificultades, no debemos salir corriendo de Irak. Sería dejarlo a merced de sus vecinos o bajo el control de terroristas”

¿Dejar Irak a merced de los terroristas dice? Irak ya está a merced de los terroristas. ¿O Aznar no se da cuenta quizás a estas alturas de que el terrorismo ha venido dado precisamente de la mano de quienes invadieron el país? ¿De que los cuatro jinetes del Apocalipsis entraron en Irak montados uno en un BlackHawk, otro en un tanque Abrams, otro en un F-16 y otro a bordo de un portaaviones escuchando música rock? Claro que seguramente se referirá a “los otros terroristas”, no a los que son sus amigos…

“Creo que si ganan en Irak, no pararán ahí”. Sería un nuevo capítulo con ellos [en referencia a Bin Laden] como vencedores”

Menos mal que estas palabras, según se aclara, son de Aznar y hacen referencia a los yihadistas, porque se podría pensar perfectamente que han salido de los labios de un líder islamista que justifica sus acciones en Irak ante sus exaltados muyahidines.

“Salir sería dar la victoria a Bin Laden. No debemos escaparnos de Irak. Si escapamos sin haber conseguido la estabilidad es como aceptar que hemos perdido”.

Curiosa forma de ver las cosas. Bin Laden hace ya mucho que ha ganado por desgracia, y cada día que Irak sigue como está gana un poco más. No haberse dado cuenta de eso después de cuatro años no dice mucho de este proclamado estadista mundial, seguramente debido una ceguera autoimpuesta por el orgullo. Además usa la palabra “escapar”, ¿estará reconociendo implícitamente el desastre farragoso en que se metió la coalición?

Apréciese de paso el tono de su mensaje. Se diría que, más que nunca, Aznar se identifica con los EEUU más que con España o cualquier otro colectivo, posible consecuencia de haber estado haciendo las Américas durante estos últimos años de autoimpuesto ostracismo en Georgetown.

Usa la primera persona del plural (“irnos”, “debemos”, “escaparnos”…) para implicar a todo el mundo (occidental) en una guerra que sólo es de EEUU.

Y su discurso, lejos de moderarse, está incluso más cercano que nunca al de su querido amigo George Bush, quien es visto ya como un esperpento incluso por una amplia mayoría de la población estadounidense.

Sirvan como ilustración estas declaraciones suyas que también vienen de Australia:

‘Mi experiencia es que es imposible dialogar con el terrorismo, y que la única forma es luchar y derrotarlo”.

“Nuestros enemigos no quieren hablar con nosotros ni quieren un compromiso”.

Muy parecido al discurso de Bush sobre que la Guerra de Irak todavía “se puede ganar” y de que no hay que salir de Irak “hasta haber completado la misión”.

 

 

En fin… veamos el momento en que Aznar reconoció, por fin, que no había armas de destrucción masiva en Irak (cuatro años después, no está mal…):

¿Aplausos?

Atención al intento de Aznar de colarnos un razonamiento lógicamente correcto pero falaz por contener premisas falsas. Según él:

Nadie sabía entonces que no había armas de destrucción masiva en Irak (o sea, todo el mundo lo desconocía).

Yo (Aznar) soy y era parte de todo el mundo.

Luego yo tampoco lo sabía entonces.

Éste es, desde luego, un mal razonamiento, dado que la primera premisa es falsa, porque ya entonces había gente que mantenía que Saddam no tenía armas de destrucción masiva, y no se trataba tan sólo del propio Saddam (recordemos a El Baradei).

No pasemos por último ese sorprendente “todo el mundo pensaba que en Irak había armas de destrucción masiva” o el “y todo el mundo creía que las había” que suelta al final. Aznar debería acordarse de aquellos millones de personas (entre ellos cientos de miles de españoles) que se manifestaron contra la guerra. Esos no lo creían… y de hecho cabría decir, sin incurrir en una flagrante falta a la verdad como él, que más bien “casi nadie creía que las había”.

Cuidado con las palabras arteras, no nos justifiquemos en los demás… Este hombre no es capaz de admitir su culpa ni aunque pretenda “disculparse”.

Aznar más contento quer unas pascuas en las Azores (Fuente: www.espacioblog.com)


Comentarios»

1. Benearres - 14 enero, 2008

Make peace, not war!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: